El internet ha cambiado la forma en que vivimos y trabajamos y ha creado un antes y un después en la forma en que nos relacionamos entre las personas y también con el mundo. De esta manera, se ha convertido en una poderosa herramienta para identificar oportunidades de negocio, sea que apenas vaya a comenzar o que ya esté en marcha.

En primer lugar, la web puede servirte como una enciclopedia de ideas para iniciar un emprendimiento, al acudir a esta también puedes encontrar si a alguna persona de otro continente diferente al tuyo se le ha ocurrido o ha desarrollado tu misma idea, conocer sus métodos y objetivos; o si por el contrario tienes un proyecto totalmente innovador y nadie más lo está haciendo. Así mismo, en internet puedes identificar las necesidades del mercado, los últimos descubrimientos, tendencias y avances en tu sector de interés; además, los datos y cifras del comercio y la economía mundial se encuentran a un solo clic de distancia.

De esta forma, el ciberespacio ha traído consigo lo que conocemos como e-commerce o comercio electrónico, siendo los sitios webs y las redes sociales las principales vitrinas. Hoy puedes alojar en tu página la misión y visión de tu empresa, dar a conocer a tu equipo, además de tu portafolio de productos y/o servicios. De la misma manera tener un botón de ventas, sea nacionales o internacionales y realizar la transacción de estas: todo gracias al internet.

Caso seguido aparecen las redes sociales, fundamentales en el día a día de muchas personas y empresas. Las cuales funcionan en dos vías: la primera, como un portafolio digital, mediante diferentes formatos como imágenes y videos. Segundo, como un canal de comunicación entre los negocios y sus públicos, que, utilizado de manera eficaz, puede servir como una poderosa herramienta de servicio al cliente. En un siguiente artículo daremos consejos básicos para manejar las redes sociales de tu empresa, no te lo pierdas.

Conectarse a internet cada vez es más fácil y rápido, solo falta que tomes tu dispositivo electrónico, comiences a navegar, crear y negociar. Las oportunidades se abren para todas las personas que vivimos en este siglo.