La nueva metodología de facturación en Colombia es una realidad y a todos los empresarios o miembros del sector productivo les han surgido diferentes dudas al respecto. Luego de la decisión del Gobierno Nacional, a partir del 2019, las facturas por talonario, impresas o en computador serán cosa del pasado.

¿En qué consiste?
La factura electrónica tiene los mismos efectos jurídicos que la facturación tradicional, pero se expide y recibe en formato digital. Además de esto, por medio del Decreto 1349 del año 2016, se reglamentó como título valor y se establecieron una serie de normas con el fin de poder hacer con ellas factoring y confirming.

¿Quiénes estarán obligados a cumplir este requerimiento?
Todas las empresas que presentan declaración de IVA y que anualmente llegan a facturar más de 160 millones de pesos deberán acogerse a la nueva reglamentación expedida en la resolución 010 del 6 de febrero del presente año. Las grandes empresas estarán obligadas a cumplir a partir de julio de 2018 y las PYMES tendrán plazo hasta el primero de enero del año 2019. Esta información puede cambiar de acuerdo a la DIAN.

¿Cómo funciona?
El proceso para implementación y expedición de este nuevo título valor, consiste en establecer el recurso tecnológico para la generación de las facturas digitales. El servicio puede ser contratado con uno de los 42 proveedores tecnológicos autorizados por la DIAN o podrá ser desarrollado internamente por las empresas, siendo este el caso, será objeto de pruebas por parte de la DIAN para su aprobación.

De igual forma la DIAN dispondrá un facturador electrónico gratuito para las Mipymes en Colombia.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Permite que el proceso de entrega de la factura sea inmediato.
  • Mejora el flujo de caja para todas las empresas.
  • Reduce el costo operativo y agiliza el proceso contable.
  • Aporta al cuidado del medio ambiente reduciendo el uso de papel.
  • Facilita la disponibilidad y almacenamiento de la información.
  • Incremente la seguridad y transparencia entre clientes y proveedores.


3 recomendaciones para tener en cuenta

  1. Anticípate a la fecha límite.
  2. Asume la facturación electrónica como una oportunidad para tu negocio.
  3. Asesórate y elige un proveedor tecnológico que se adapte a tus necesidades.

En conclusión, la adaptación a la nueva reglamentación de facturación electrónica se espera no cause grandes inconvenientes para los empresarios de nuestro país, además pretende representar una importante reducción de costos para las empresas a través de la digitalización de este proceso.

*Para más información, te invitamos a leer el artículo oficial de la DIAN.