Fraude electronico - Exponencial Confirming

Llega diciembre, época en que muchas personas reciben el dinero de la prima, pago de sus vacaciones, incluso bonificaciones o el ahorro de todo el año; esto hace que las transacciones y compras aumenten significativamente y, dada la situación actual, muchas de estas compras se realizarán en la web; por lo que queremos recordarles los cuidados que se deben tener a la hora de hacer compras virtuales y los posibles delitos o fraudes electrónicos.

¿Has recibido correos de remitentes sospechosos haciendo se pasar por entidades gubernamentales e incluso tu propio Banco de confianza? ¿Has recibido un correo en el que le dicen que fue el visitante n.° 1.000 en determinado sitio web, que por eso ganaste un premio y que debes hacer clic en un link para redimirlo? Estos son ejemplos claros de la forma en que proceden los delincuentes cibernéticos, con el fin de acceder a sus datos personales y con esto obtener algún tipo de lucro. Cada vez son más las formas en que actúan y por esta razón en Exponencial Confirming traemos 10 tips para evitar que “caigas en la trampa”:

  • Nunca entregues los datos de tus tarjetas de crédito o débito en línea, y mucho menos la clave. No deben pedírtela nunca.
  • Siempre revisa el remitente en los correos, aunque diga el nombre del banco revisa siempre el dominio, muchas veces son falsos.
  • No hagas clic en links que recibas en correos sospechosos o en mensajes de redes sociales.
  • No descargues los archivos adjuntos de dichos correos sospechosos.
  • Cuando vayas a visitar la página de una tienda o de un banco, verifica que la dirección esté bien escrita, una sola letra mal escrita puede llevarte a otro sitio web que hayan construido para estos despistes.
  • Cuando recibas comunicaciones que dicen ser de tu banco, revisa que sea desde los canales oficiales que ya conoces.
  • No hagas diligencias bancarias desde equipos que no sean de tu entera confianza.
  • Evita hacer trámites, compras y uso de tu información personal cuando estés conectado a redes de internet públicas, estas son más susceptibles a fraudes y que puedan acceder a tus datos.
  • Un correo mal redactado puede ser una señal de alerta de una posible estafa. 
  • Recuerda que cuando los bancos desean hacer actualizaciones de su información lo hacen mediante una llamada o de forma presencial.
  • Por último, si algo que te apareció en la web o recibiste en tu correo electrónico te genera dudas, comunícate con tu entidad bancaria o con la tienda en la que buscas hacer la compra.

No les des oportunidad a personas inescrupulosas que buscan engañarte, el truco está en ser precavido y revisar todo de manera minuciosa antes de proceder. ¡Esperamos que nuestros Tips te sean de gran utilidad!